Sábado , 18 noviembre 2017

Mikel Iturriaga: “Los blogs de cocina están respondiendo a una demanda de información que no hay en los medios tradicionales”
 
28 septiembre, 2011

 

Una de las grandes paradojas de Internet es esa que dice que un bloguero no tiene éxito de verdad hasta que publica un libro en papel. Sabemos que no tiene sentido, pero es así. Claro que no es el caso de nuestro invitado de hoy, viejo conocido de todos los que frecuentáis este blog, que se ha elaborado una trayectoria de primera fila en los blogs gastronómicos. Mikel López Iturriaga (@mikeliturriaga para los tuiteros) no parece haber tenido bastante con el éxito de su blog El Comidista, que actualiza fielmente en la página web de El País, sino que ahora acaba de lanzar el libro Las recetas de El Comidista (Ed. Plaza & Janés, 17,90 €) donde ha seleccionado sus mejores platos corregidos y aumentados, y unas cuantas sorpresas más para sus lectores.

Todo lo cual nos ha parecido la excusa perfecta para charlar un rato con él sobre su libro, su trayectoria como bloguero, la cocina en general, y el gran misterio que encierra la foto de portada.

 

Mikel, primera pregunta elemental: ¿Por qué una alcachofa?

Buena pregunta. A ver… el asunto de la alcachofa viene de Ondakín, del anterior blog que tuve antes de El Comidista. A la persona que me hizo la cabecera, que es una diseñadora amiga mía, Inés Casals, se le ocurrió que la imagen identificativa, el sello, fuera una alcachofa. Ese mismo espíritu pasó a El Comidista ya en forma de foto, y ahí se ha quedado… De todas formas, es verdad que el tipo de cocina que yo hago está bastante basada en las verduras, y la imagen de la alcachofa, que es una de mis favoritas, encajaba mucho en lo que yo quería transmitir.

La segunda pregunta es también obligatoria: ¿Cuál era tu objetivo al sacar este libro?

Hacerme millonario vendiendo cientos de miles de ejemplares, claramente… ¡Bueno, no! La verdad es que la idea no fue mía, fue la editorial la que me planteó la posibilidad. Para mí es otro soporte para los contenidos que yo hago. Muchas de las recetas del libro ya están en Internet, y se trataba de reunir las que a mí me parecía que estaban mejor, añadir otras nuevas e incorporar de alguna manera las aportaciones o las correcciones que habían hecho los propios usuarios. Además, como cocinero a veces me es más fácil cocinar con algo impreso que con algo que está en Internet. Yo creo que Internet está muy bien cuando tienes una idea clara de lo que quieres hacer, pero cuando tienes que hojear, un libro es un poco más práctico, tienes todas las ideas más juntas.

¿Qué puede encontrarse en tu libro que no haya aparecido ya en tu blog?

Bueno, hay algunas cosas más. Las recetas las acompaño con la recomendación de un disco para escuchar mientras se cocina. A veces está lejanamente relacionado con la receta, y a veces no tiene nada que ver, es sólo un disco que me gusta a mí… hay también una lista de blogs recomendados, una lista de tiendas para comprar comida online y una lista de alimentos según las temporadas. Yo siempre he defendido la temporalidad de los alimentos, nunca jamás posteo recetas que lleven naranjas en agosto ni que lleven tomate natural en enero, soy muy militante en esto, porque creo que es una manera de ahorrar dinero y de comer mejor.

El sentido del humor es una constante en tu blog. Suponemos que este libro sigue con la pauta…

Totalmente. Pero no en la preparación de las recetas, ahí nunca jamás meto humor. Me parece que de alguna manera molesta; cuando estás haciendo una receta quieres la receta, y no quieres chorradas. Pero sí en las introducciones, cuando cuento por qué he elegido esa receta o de dónde viene, ahí intento usar un tono muy relajado … No es un libro de humor, pero el sentido del humor lo impregna todo. Luego está la dificultad de las recetas, que a mí siempre me ha hecho mucha gracia, porque claro, esa dificultad depende de la persona que las vaya a hacer. Ahí me burlo un poco y pongo tonterías: “para idiotas”, “para personas que suspendieron todo en primero de EGB”, “para lerdos integrales”… siempre hay un poco de coña en el tema de las dificultades.

“En este país hay demasiados cabreados campando por sus respetos”, escribías hace poco. ¿Si comiéramos mejor estaríamos de mejor humor?

Pues yo lo diría al revés: si estuviéramos de mejor humor, comeríamos mejor. Yo creo que la mala leche y la buena digestión están muy enfrentadas. Hay que tomarse las cosas de manera relajada, ciertas cosas, sobre todo, y hay que ver la vida con un poco de optimismo y un poco de sentido del humor. Yo es lo que intento transmitir, aunque tambien tengo mis momentos de furia y cargo a veces contra cosas que me parecen impresentables, o que me parecen un timo, como la mierda de pan que se sirve en muchos sitios, la calidad ínfima de los cruasanes, los gazpachos de bote… en algunos posts he estado un pcoo enfurecido, por así decirlo. Pero en general, es una actitud que me aburre y que, cuando la veo en mí mismo, me sobresalta.

Mikel considera que la calidad de los blogs de cocina ha subido “espectacularmente” en los últimos cinco años.

Sueles comentar que en este país se cocina poco. Supongo que este libro tiene la intención de contribuir a mejorar la situación, pero ¿por qué crees tú que ocurre esto?

Bueno, no tengo datos contrastados, pero por lo que veo a mi alrededor, me parece que la gente cada vez tiene menos tiempo para cocinar, que hay una generación de cocineros, y sobre todo de cocineras caseras tradicionales, que está desapareciendo y que no está encontrando sustituto. En los supermercados ves a la gente comprando como locos toda clase de precocinados infames, y me da la sensación de que sí, de que se está perdiendo la tradición de la cocina casera. El objetivo tanto del blog como del libro es transmitir la idea de que cocinar es divertido, no es algo para lo que tengas que ser un especialista ni tengas que saber un montón, es algo que puede hacer cualquiera… y es muy placentero. Cuando haces un plato que sale más o menos bien y se lo sirves a la gente, para mí por lo menos es  muy gratificante, y esa es la idea que quiero comunicar. La cocina no es un trabajo, no es una carga.

En el prólogo hablas de tu evolución como bloguero gastronómico, y de los pasos que has ido dando hasta llegar a El Comidista. ¿Cómo has visto la evolución de los blogs de cocina y gastronomía en los años que llevas en el gremio?

Yo creo que hay una tendencia a cierta profesionalización de los blogs. De ser un fenómeno al principio muy amateur se ha llegado a gente que está partiendo de eso, de hacer algo que le gusta, pero intentando sacarle un rendimiento económico a sus bitácoras, lo cual me parece fantástico, no veo por qué hay gente que dice que los blogs tienen que ser amateurs; si quieres aspirar a hacer un producto medianamente potente, está bien que le busques un rendimiento económico, porque además va a ser una motivación. Aparte, creo que la calidad está subiendo espectacularmente. Si miras los blogs que había hace cinco años y ves los de ahora, es una pasada la calidad de imagen, de diseño, de los textos, de las recetas… Evidentemente, por cada blog fantástico hay veinte o cincuenta horrorosos, no quiero decir que todos sean buenos. Pero la calidad media está subiendo y creo que podemos estar orgullosos de unos veinte o treinta blogs que hay en España muy potentes. Además, creo que están atendiendo a una necesidad a la que los medios tradicionales no están respondiendo; los impresos en general están muy despistados con el tema de la cocina, y en la tele tienes programas, pero es el formato Arguiñano repetido doscientas veces, que está muy bien, Arguiñano es fantástico, pero no hay programas que vayan más allá de la receta. Creo que los blogs están respondiendo a una demanda de información que no hay en los medios tradicionales. En El País yo creo que mi blog funciona bien, porque cuando lo ponen en la portada de la web la gente clica. Eso quiere decir que hay un interés.

  Una de las grandes paradojas de Internet es esa que dice que un bloguero no tiene éxito de verdad hasta que publica un libro en papel. Sabemos que no tiene sentido, pero es así. Claro que no es el caso de nuestro invitado de hoy, viejo conocido de todos los que frecuentáis este blog, ...

Puntúa este post

Tu puntuación es:
Sé el primero!
0

4 Comentarios

  1. Yo sin duda comprare el libro me ha parecido muy interesante, puesto que estoy totalmente de acuerdo.

  2. Cada vez hay mejores blog de cocina, por favor echar un vistazo a webos fritos.com

Todos los campos marcados con * son obligatorios.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada.

*

*

16 + tres =

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>