Nuevo laboratorio de pruebas: estricta disciplina para los mejores resultados

Cuando hace unas semanas os hablamos aquí de todas las innovaciones incorporadas a nuestra sede de Oñati, con la apertura del nuevo Show-room y sala de demos, nos dejamos fuera por razones de espacio (tampoco se trata de apabullar) otro cambio importante que hemos llevado a cabo aprovechando la nueva configuración de los departamentos: la ampliación y renovación de nuestro laboratorio de pruebas. Esta es nuestra verdadera sala de cocina de Fagor Industrial, el lugar donde creamos y ponemos a punto toda la maquinaria que luego las visitas pueden ver y probar en las otras dos salas.

Lo que se cuece dentro de sus muros es de vital importancia para la empresa, pues de sus resultados depende la calidad y fiabilidad de los productos que fabricamos. Por eso hemos acometido un amplio proceso de remodelación, enfocado a darle la importancia que se merece, y hemos comenzado por ampliar su superficie de 240 metros cuadrados a más de 700, siguiendo por una completa modernización de sus instalaciones.

El laboratorio de Oñati es uno de los dos centros de ensayos con que contamos en el Grupo; el otro está situado en nuestra planta de Lucena (Córdoba) y está dedicado principalmente a los productos de frío industrial. Y la idea de ambos es dotar a nuestro departamento de I + D de un entorno adecuado para desarrollar y comprobar el elevado nivel tecnológico de las soluciones que crea.

A cada prueba, su zona

Las pruebas a que se someten nuestros productos son tantas y tan exigentes que están divididas en zonas, cada una de las cuales se ocupa de una fase: en primer lugar está el laboratorio de desarrollo, donde el personal de I + D analiza los prototipos y lleva a cabo las primeras pruebas de funcionamiento de los modelos que pensamos lanzar al mercado. Le siguen los 150 metros cuadrados del laboratorio de certificación y homologación, en el que se llevan a cabo estos procesos para asegurarse de que se ajustan a lo requerido por los organismos pertinentes… Algo más bien complicado cuando, como es nuestro caso, se exportan productos a más de 90 países, en los cuales puede haber diferencias notables en el tipo de normas y en el nivel de exigencia.

Aclaremos aquí que las visitas no suelen ver demasiado de estos dos laboratorios… Ni la mayoría de nosotros tampoco. Sin llegar a la categoría de top secret, en estas zonas se trabaja con prototipos y productos en desarrollo, por lo que sólo se permite el acceso a personal autorizado.

El acceso es más relajado al laboratorio de fiabilidad, pero eso es lo único relajado que hay aquí; en él se desarrollan las pruebas de durabilidad y los FCC, es decir, los Factores Clave de Competitividad, todo aquello que nos permitirá demostrar que ofrecemos aparatos seguros y plenamente operativos. El rigor de estas pruebas es máximo, y para hacerlo todavía más estricto, analizamos también productos de la competencia. Si queremos demostrar que somos los mejores, hay que hacerlo con datos contratados… Y si durante las pruebas descubrimos que hay algún aspecto en el que no lo somos, contactamos al momento con la gente de I + D para desarrollar las estrategias de mejora.

Las pruebas no terminan aquí; es decir, no terminan siquiera ni cuando el producto está finalizado. Una de las novedades del laboratorio es la zona de pruebas de transporte. El envío de un camión lleno de maquinaria a ciudades tan lejanas como Moscú puede traer consigo complicaciones muy diversas; por eso en esta nueva zona simulamos, a través de una plataforma vibratoria, el movimiento que sufren las máquinas durante los traslados prolongados.

Todo este proceso de pruebas, todo este examen exhaustivo, muestra sus resultados en las salas de exhibición y en todos los establecimientos que confían en nuestros productos. Por eso se trabaja tan duro… Casi podríamos decir que el concepto último del laboratorio se resumiría en una frase: sudar para que otros disfruten.

Share>
«
»
Todos los campos marcados con * son obligatorios.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada.

*

*