XXV Salón de Gourmets: de la Casa de Campo a Twitter

Los visitantes más veteranos del Salón de Gourmets recordarán los tiempos en que se celebraba dentro de unas dimensiones más modestas: su emplazamiento estaba en los antiguos recintos feriales de la madrileña Casa de Campo, y ni siquiera en el pabellón principal. Mucho ha llovido desde entonces hasta su edición actual, donde celebra su XXV aniversario ocupando tres pabellones de la moderna Feria de Madrid (IFEMA), y celebra actividades paralelas como el XII Taller de los Sentidos Gourmets, donde este año el invitado especial es la gastronomía de Castilla y León.

Pero lo que no ha cambiado en todos estos años ha sido el interés mediático que este certamen ha suscitado casi desde su inauguración; incluso los tiempos de su mayor confinamiento ya atraían una atención de los medios informativos desproporcionada para sus dimensiones. Y no era para menos, porque en él se han dado cita tradicionalmente los mayores profesionales de la gastronomía, las propuestas más interesantes y los productos más exquisitos. Asistir al Salón era la mejor manera de ponerse al día en la actualidad y el futuro de la gastronomía española, sobre todo en los años anteriores a su proyección internacional, cuando nuevas y entusiastas generaciones de cocineros y productores intentaban conseguir algo que parecía tan imposible como darla a conocer fuera de nuestras fronteras.

Un cuarto de siglo después de su creación, el nivel de popularidad del Salón sigue en alza –la edición de 2010 contó con la presencia de más de 76.000 profesionales, y se exhibieron más de 36.000 productos delicatessen a cargo de 1.912 expositores-, pero ahora además está recibiendo el impulso adicional que facilitan los nuevos medios de comunicación. Al agotamiento (feliz agotamiento, por otra parte) que supone perderse durante cuatro días en su universo de sabores, olores y colores, en rastrear en su mina inagotable de materias primas, en deslumbrarse con sus preparaciones, se le añade el vértigo de asomarse a Twitter y disfrutar casi de una retransmisión en directo. Porque la gente acude, y twittea; prueba, y twittea; participa y twittea, y un repaso de los hashtag (las etiquetitas de Twitter) más populares, como #Sgourmets, #Sgourmet, #Salon #gourmets, #salondegourmets, supone un paseo virtual por todos los pabellones y actividades. Si antes siempre podía uno contar con encontrarse completas crónicas posteriores a la celebración del Salón, las redes sociales nos han traído una nueva posibilidad: la de verlo en directo.

Aunque, si quieres verlo en directo de verdad y estás por Madrid, todavía estás a tiempo de pasarte, ya que termina mañana. De todos modos, te recordamos que no es una Feria abierta al público: es sólo para medios acreditados y profesionales del sector. Si perteneces a uno de esos grupos, merece la pena que vayas… Aunque pensándolo bien, si perteneces a uno de esos grupos, lo más seguro es que ya estés allí.

(¡Y muchas gracias por la foto a los chicos de El Aderezo!)

Share>
«
»
Todos los campos marcados con * son obligatorios.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada.

*

*