Miércoles , 25 abril 2018

Cómo evitar intoxicaciones alimentarias en verano
 
17 junio, 2015

Con las altas temperaturas que se registran en verano, es más fácil la proliferación de contaminación de alimentos por virus o bacterias. Las intoxicaciones alimentarias se producen con más facilidad en esta época, convirtiéndose así en un aspecto de máxima prioridad y preocupación en el sector de la hostelería.

Hoy, a través del blog de Fagor Industrial, vamos a compartir con todos vosotros unos sencillos consejos que os ayudarán a ofrecer alimentos de forma segura y saludable en vuestros restaurantes.

Consejos para evitar intoxicaciones alimentarias durante los meses de verano

Comprar con cuidado. La seguridad de los alimentos empieza desde el proceso de compra. Para comprar productos de máxima calidad y en buen estado, será fundamental revisar las fechas de caducidad de todos los alimentos y observar la correcta temperatura de almacenamiento.

Respetar el HACCP (Hazard Analysis & Critical Control Points)

El HACCP es un proceso de análisis para identificar y evaluar los peligros y establecer los sistemas de control de cara a aumentar la seguridad alimentaria en todos los procesos de la cadena de suministro. En relación a este apartado y con el objetivo de evitar intoxicaciones alimentarias, será fundamental no romper la cadena de frío. Para ello, mantendremos los alimentos fríos y congelados lo más fríos posible, especialmente durante el proceso de traslado al restaurante. Además, se deberá respectar el HACCP, comprobando las temperaturas en la recepción de la mercancía.

En el proceso de manipulación de alimentos, lavarse las manos es uno de los aspectos más importantes. Para ello, será fundamental el lavado con agua caliente y jabón antibacteriano.

La limpieza de la cocina industrial es otro apartado clave. Es muy importante mantener limpias todas las áreas de una cocina industrial, sobre todo al elaborar los productos alimenticios de alto riesgo. Asimismo, se recomienda realizar un plan de higiene y limpieza de todas las instalaciones, para garantizar la máxima higiene en el establecimiento.

A la hora de cocinar los alimentos en un restaurante, debemos prestar especial atención a la carne roja, las aves de corral, los huevos y el pescado (alimentos etiquetados como de alto riesgo). El interior del alimento debe alcanzar al menos 65º durante su cocción, ya que es la temperatura a la que mueren los microorganismos.

Descongela cuidadosamente para evitar intoxicaciones. En este apartado, los abatidores de temperatura tienen un gran protagonismo, ya que disponen de una función especial para el descongelamiento. Una vez que los alimentos se hayan descongelado completamente, se deben usar inmediatamente y nunca deben volver a congelarse sin cocinarse previamente.

Evita el almacenamiento de alimentos crudos y cocinados, en cualquier parte de la cocina incluso en el frigorífico, para evitar contaminaciones cruzadas. Un alimento bien cocinado es estéril, pero puede contaminarse si se pone junto a otro crudo que contenga gérmenes.

Tras repasar el protagonismo que adquieren la higiene, la manipulación de alimentos y tiempos/procesos de cocción y conservación, sólo os queda ponerlo en práctica para garantizar la máxima seguridad de los empleados y comensales!

3 Comentarios

  1. Hay que tener mucho cuidado con las intoxicaciones!
    Buenos consejos!
    Saludos.

Todos los campos marcados con * son obligatorios.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada.

*

*

15 + 19 =

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>