Más por menos, eficiencia energética en la cocina

Si hace unas semanas os hablábamos de la nueva tendencia verde en la cocina, el Greencooking, esta hemos querido especificar algo más y centrarnos en el ahorro energético en las cocinas. Este es actualmente uno de los principales criterios que tienen en cuenta los profesionales del sector a la hora de elegir el equipamiento, por ello en Fagor Industrial llevamos años trabajando y mejorando la eficiencia energética de nuestros productos. Gracias a las horas de investigación sobre el tema hemos conseguido un menor gasto de energía, un mejor aprovechamiento del agua, y una aceleración de los procesos de lavado y secado para reducir el tiempo de funcionamiento. Estas mejoras se traducen en una reducción en los niveles de consumo del 20 %.

El ahorro y la sostenibilidad van unidos, tanto en las tendencias del mercado como en la normativa que las regula, pero además el cliente no quiere que estas políticas supongan una merma en la eficiencia de los equipos que adquiere. Para evitarlo, la clave está en los materiales que se utilizan en la construcción de los equipos, que deben garantizar una vida útil lo más prolongada posible. De esta manera, las piezas y componentes deben ser de fácil extracción para que los procesos de reparación sean rápidos y poco costosos, porque el ahorro para el cliente debe ir más allá de la compra, y prolongarse en todo lo que tiene que ver con el servicio posventa.

Lógicamente el gasto mayor se produce durante la fase de uso del equipamiento, cuando se emplean de forma simultánea diversos tipos de energía: electricidad y gas en los aparatos de cocción, o electricidad, agua y detergentes en lavado de ropa y de vajilla. Además, el gasto se puede reducir sacando algunos pasos fuera de esa fase, como hacemos por ejemplo con nuestros lavavajillas, donde se ajusta al máximo el calentamiento del agua cuando están en la fase de stand by.

En el campo del frío industrial, nuestra gama de armarios frigoríficos ADVANCE gasta un 15% menos de energía que sus predecesores, y además cuenta con nuestra función ECO, que ofrece un 12% de ahorro suplementario.

En el sector de lavandería, llevamos años trabajando y mejorando el rendimiento ecológico de nuestros productos, y consiguiendo un menor gasto de energía, un mejor aprovechamiento del agua y del detergente, y una aceleración de los procesos de lavado, centrifugado y secado, que reduzcan el tiempo de funcionamiento. Teniendo en cuenta estas necesidades, hemos elaborado una línea de lavadoras y secadoras que garantiza unos altos niveles de ahorro energético, sin afectar a las prestaciones; facilita el desmontaje de piezas para facilitar las tareas de limpieza, mantenimiento y reparación; y ofrece una variedad suficiente de modelos para que el cliente pueda elegir el más adecuado a las necesidades de su negocio. Además, estamos centrando gran parte de nuestros esfuerzos en nuestra nueva gama de secadoras, en el que hemos introducido los sistemas i-dry (regulación de la humedad final deseada) y Green-flow (recirculación del aire) con los que hemos logrado reducir el consumo hasta un 40%.

En los próximos años el sector va a caminar centrado en la mejora de la eficiencia energética y el control del gasto. En Fagor Industrial estamos trabajando en una mejora del consumo, alterando las funciones de programación, para aumentar la precisión de los tiempos y temperaturas de cada fase. Además, estamos innovando en el diseño de las máquinas, buscando una mayor facilidad de manejo para hacer más sencillo el trabajo del servicio postventa en sus intervenciones

Share>
«
»
Todos los campos marcados con * son obligatorios.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada.

*

*