Sábado , 18 noviembre 2017

Innovación culinaria en la pequeña pantalla
 
9 noviembre, 2012

En España la gastronomía se escribe con mayúsculas. Nuestros chefs son conocidos en todos los rincones del planeta y las cocinas de nuestros restaurantes se muestran al mundo como ejemplo de saber hacer. Esta trascendencia mediática es la que ha hecho que, desde hace años, la televisión se interese por un sector que visualmente resulta más que atractivo, pero que pese a todo, no ha cosechado los mejores éxitos.

Karlos Arguiñano en su programa

Los programas de cocina en televisión son un clásico que ha figurado en la parrilla de todas las cadenas alguna vez. Si intentamos pensar en algún ejemplo, seguramente el que primero nos viene a la cabeza es el protagonizado por el mítico Karlos Arguiñano, que lleva desde incluso antes de la aparición de Antena 3 y Telecinco explicándonos como cocinar. La cocina con Arguiñano es sencilla, simple, directa y muy amena. No se anda con remilgos y cuenta las cosas como son, todo ello ensalzado con sus peculiares chistes.

Sin embargo, los cambios de tendencia en los gustos del espectador han provocado que los programas de gastronomía se adapten, vayan más allá de recetas y consejos, y proliferen nuevos formatos.

Gordon Ramsay en Hell’s Kitchen

Hoy en día, a todos nos suena el nombre de Gordon Ramsay, polémico y mediático chef escocés, afincado en Londres, que se ha convertido en una eminencia gastronómica protagonizando Kitchen Nightmares. Éste es uno de los realities de mayor éxito del sector. En él, Gordon deja sus restaurantes de lujo y acude al rescate de pequeños negocios de hostelería, sucios, sin ningún atractivo e incluso insalubres. Durante dos semanas, pone en juego todos sus conocimientos para convertir esos lugares en restaurantes rentables y populares… ¡o para cerrarlos definitivamente!. La carta, la cocina, la decoración, la limpieza… nada escapa a su control. Al mismo tiempo, mima cada detalle, comparte trucos y anima al personal a seguir adelante con el reto.

Esta cocina es un infierno de Telecinco

Un poco antes del estrellato de Gordon Ramsay, en España ya probamos suerte en eso de los realities gastronómicos. Hace unos años, en 2006, se creó el primer reality donde dos prestigiosos chefs dirigían un equipo de aspirantes a cocineros, integrados cada uno de ellos por seis famosos personajes. Este formato fue un fracaso, siendo el primer reality retirado de Telecinco por su pobres índices de audiencia.

Pesadilla en la cocina de Chicote

Pero los tiempos cambian y los formatos se adaptan. Tras el batacazo de “Esta cocina es un infierno” la Sexta ha vuelto a probar con un reality protagonizado por Alberto Chicote: “Pesadilla en la cocina”. En él, Chicote viaja por toda España ofreciendo su ayuda a restaurantes de tipo medio en los que se sirve toda clase de comida. En cada programa Chicote visita restaurantes en los que el negocio está al borde de la quiebra, la cocina no funciona, la carta está descuidada y la vida personal del dueño navega a la deriva. Diferentes negocios, distintos problemas y una solución: Chicote. Las cifras de audiencia le avalan y, todo apunta a que Chicote se va a convertir en uno de los nuevos personajes de la televisión en España.

Quizás sea esta adaptación de la televisión inglesa el primero de muchos realities gastronómicos en nuestro país.

De momento tomen asiento y ¡disfruten de la mejor gastronomía desde el sofá!

En España la gastronomía se escribe con mayúsculas. Nuestros chefs son conocidos en todos los rincones del planeta y las cocinas de nuestros restaurantes se muestran al mundo como ejemplo de saber hacer. Esta trascendencia mediática es la que ha hecho que, desde hace años, la televisión se interese por un sector que visualmente resulta ...

Puntúa este post

Tu puntuación es:
Sé el primero!
0
Todos los campos marcados con * son obligatorios.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada.

*

*

1 × 4 =

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>