Lunes , 25 septiembre 2017

Mugaritz: resurgir de las cenizas… literalmente
 
18 junio, 2010

Cocina de Mugaritz

Hace falta algo más que el fuego para destruir una buena idea. Si esa idea es realmente buena, entonces un desastre natural puede ser una oportunidad para volver a empezar. El recurso literario más fácil es decir que el restaurante Mugaritz ha resurgido como el Ave Fenix del incendio que destruyó su cocina y afectó seriamente a sus instalaciones el pasado mes de febrero… ¡Pero es que éso es exactamente lo que ha hecho! Esta semana se inaugura el nuevo Mugaritz, totalmente reformado por dentro y por fuera, tanto en sus instalaciones de cocina –donde podemos afirmar sin modestia que Fagor Industrial ha tenido algo que ver– como en toda la zona de comedor y atención a los comensales.

Preguntando por aquí y por allá, que tampoco se trata de revelar las fuentes, hemos podido recoger algunas impresiones de personas que han participado directamente en su reconstrucción. Hay coincidencia en señalar lo desolador de su estado inicial, cuando el fuego arrasó completamente la zona de cocinas y tintó de hollín y cenizas el resto del restaurante. Pero también la hay en señalar la rapidez con la que se emprendieron las obras de reconstrucción, completadas en poco más de tres meses, y la determinación de Andoni Luis Aduriz y su equipo para partir casi desde cero y conseguir un nuevo Mugaritz.

Mugaritz, como todos los establecimientos señeros, había ido creciendo con los tiempos, y ese crecimiento había obligado a ir haciendo ampliaciones puntuales, sobre todo en la zona de cocina, con las que irse adaptando a las nuevas necesidades de modernización. Pero la reconstrucción ha permitido hacer tabla rasa: las nuevas instalaciones están hechas a medida, y la luz natural, ese ingrediente más necesario de lo que parece para conseguir un trabajo bien hecho, ahora entra a raudales por los nuevos ventanales que iluminan la zona.

El resultado es el Mugaritz de siempre, y al mismo tiempo, un Mugaritz nuevo, con el peso de la historia que tiene el viejo caserío que siempre lo ha albergado, pero escondiendo en su interior unas instalaciones propias para la creatividad culinaria más avanzada. Vuelve con nosotros. Pero, la verdad, nunca terminó de irse. ¡Bienvenido!

Foto: Oscar Oliva / Punto Colorado Estudio Gráfico

4 Comentarios

  1. Se queda uno sin palabras ante el tesón, esfuerzo y talento que hay en esa casa…

    Y por la foto ya se ve que todo está ‘de lujo’. Felicidades a FagorIndustrial por la parte que os toca :)

  2. Qué esfuerzo tan bien realizado. Ya estoy deseando visitar Mugaritz, tal como nos dijisteis anoche, y volver a compartir otro momento de Fagor Industrial, con Oier, y los demás, con el estupendo horno mixto con el que nos deleitasteis anoche.

    Un abrazo

  3. Esperamos que Andoni Luis Aduriz, esté satisfecho de ver como su queridísimo restaurante resurge nuevamente y con más fuerza.

    Realmente, y según nos contáis Fagor Industrial ha tenido bastante que ver en este resurgiemiento, y os felicitamos por el trabajo estupendamente realizado.

    Y como dice el “Futuro Bloguero”, lo pasamos estupendamente el pasado jueves, y esperamos pode compartir algún día unos buenos momentos en Mugaritz.

    Un fuerte abrazo.

    Ana y Víctor

Todos los campos marcados con * son obligatorios.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada.

*

*

17 − 13 =

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>